Rodrigo Escribano reconoció que colocar tribunas tubulares en la Boutique significarán pérdidas al Fondo, aunque la idea está en pie. “Estamos en condiciones de afrontarlo”, añadió. Buscan auspiciantes para financiar el proyecto.

Semanas atrás, cuando Talleres aseguró su lugar en el nonagonal final del Torneo Argentino A, el Fondo de Inversión anunció que pretendía colocar tribunas tubulares en la Boutique de barrio Jardín ante la gran demanda de socios en la etapa más importante del certamen. Las autoridades del club albiazul presentaron un proyecto en la Municipalidad cordobesa para obtener un permiso y de esa forma instalar las tubulares en la Boutique. La ambiciosa idea tiene como finalidad aumentar la capacidad del estadio de barrio Jardín de 18 mil a 23 mil espectadores. Lo más importante para destacar es que la decisión del Fondo es llevar a cabo la obra, más allá que sea deficitaria, teniendo en cuenta que serían por tres partidos únicamente. De esta manera, ya iniciaron la búsqueda de recursos para afrontar las erogaciones para colocar las tubulares.

De acuerdo a los presupuestos sondeados, contando seguros y otras habilitaciones, las obras tendrían un monto de inversión superior a los 200 mil pesos. Como los permisos y las aprobaciones municipales y de bomberos no llegarían a tiempo, se descarta que aumente la capacidad del estadio para recibir a Sportivo Belgrano de San Francisco, en el debut como local, el 10 de abril próximo. De esta manera, las tubulares estarían disponibles para recibir a Guillermo Brown de Puerto Madryn, por la 5ª fecha del Argentino, el 24 de abril.

Aunque no lo reconozcan, en el Fondo hay quienes sostienen que la colocación de las ubicaciones portátiles son viables únicamente si Talleres obtiene un buen resultado ante Sportivo y Central Norte de Salta (visita en la cuarta fecha). Rodrigo Escribano, titular del Fondo, aclaró que hay intención de concretar la colocación de las tribunas. “Tenemos un acuerdo de palabra para la aprobación Municipal. Lo vamos a hacer para calmar las expectativas de los hinchas que siempre están consultando sobre los lugares disponibles. Talleres es grande, y la realidad, el proyecto es antieconómico pero igual lo queremos hacer. Nos genera pérdida, aunque estamos en condiciones de afrontarlo”, dijo Escribano a LA MAÑANA.

De todas maneras, ya empezaron a buscar auspiciantes para financiar los costos. “Si conseguimos publicidades, creo que podríamos salir neutros, aunque de todas formas, no se puede asegurar nada, pero estaría más cerca de equilibrar las erogaciones”, agregó Escribano.