El volante de Arsenal acordó condiciones con Talleres, y será el relevo del lesionado Víctor Cejas. Llega hoy a Córdoba para someterse a la revisión médica. “Debe ser hermoso jugar con 20 mil personas en cancha”, contó exultante el “8”.

Días de gestiones y movimientos realizó el Fondo de Inversión de Talleres, y que llegaron a buen puerto, porque tendrá una cara nueva en el plantel. Finalmente, el volante Nahuel Sachetto, cuyo pase pertenece a Arsenal de Sarandí, llegó a un principio de acuerdo para llegar a barrio Jardín. Sachetto viene para cubrir la vacante que dejó el mediocampista Víctor Cejas, afectado de una rotura de meniscos que lo alejará de las canchas por cinco meses, y por eso el Consejo Federal habilitó al albiazul a sumar un refuerzo más. El DT Héctor Arzubialde lo tuvo a sus órdenes en Gimnasia de Jujuy, y fue quien más presionó para que la operación se pueda concretar. “Estoy muy entusiasmado. Está todo encaminado y eso me genera ansiedad. Talleres es un club grande, con mucha historia, y ojalá pueda ir para aportar mi granito de arena”, confesó Sachetto a LA MAÑANA, quien llegará hoy a Córdoba para someterse a la revisión médica correspondiente, y firmar su contrato que lo ligará -en caso de no haber inconvenientes- al albiazul por un año.

- ¿Qué fue lo que más te sedujo?
-Que me haya llamado Arzubialde a uno le inspira confianza. En Arsenal estoy jugando en Reserva, y uno siempre busca continuidad. Soy consciente de que tengo que bajar a una categoría muy complicada, pero me gusta el desafío. Y sobre todo, las referencias que me dio (Gabriel) Ruiz.

- ¿Qué te contó?
- Me dio a entender lo hermoso que es jugar con 20 mil personas en cancha todos los partidos. Eso a uno lo motiva muchísimo, y es sin duda un incentivo. Por eso, espero que todo se solucione rápido. Ya hablé con la gente de Arsenal, y no hay inconvenientes para que me dejen ir a Córdoba.

- Llegás a un torneo muy competitivo, ¿conocés algo del Argentino A?
- Nunca jugué en esa divisional, pero conozco por lo que me cuentan o lo que veo por TV que es muy pareja. Me interesa mucho el hecho de volver a tener ritmo de competencia. No voy con privilegios: tengo los pies en la tierra, y sé que tengo que pelear mano a mano con un compañero por un lugar en el equipo.

- ¿Cómo estás de tu lesión?
- Bien, no tengo secuelas. En Jujuy me desgarré en los isquiotibiales de la pierna derecha, y ya lo superé. Tengo ganas de ir a Córdoba, estoy ilusionado y espero que todo llegue a buen puerto. Estoy predispuesto y quiero que todo salga bien, y que pueda encontrar la regularidad y la continuidad que ando buscando. Talleres es un club grande y eso emociona más todavía.